T: 93 124 15 95 - M: 656 823 927 info@morteroautonivelante.cat

LÍDER EN MORTERO AUTONIVELANTE, SOSTENIBILIDAD Y EFICIENCIA ENERGÉTICA

Apostamos por una construcción sostenible

Suelo radiante

En épocas de frio puede ser complicado mantener el hogar a una temperatura agradable, porque los sistemas de calefacción y radiadores no siempre funcionan bien. Por eso hay que barajar las distintas opciones. Como por ejemplo los suelos radiantes, que son la mejor solución para evitar el frío.

¿Qué son?

¿Cómo funcionan?

Instalación del sistema de calefacción

Otras consideraciones

¿Qué son?

Los suelos radiantes son una opción como sistema de calefacción para nuestra casa para cubrir grandes áreas. Lleva en el mercado muchos años, pero muy pocos lo conocen.

Es un sistema de tuberías que se instala por debajo del suelo, y cuando se enciende, se activa el paso de agua caliente a través de las tuberías, lo que hace que el suelo este a una temperatura agradable. Así se consigue regular la temperatura de la casa y que se sienta agradable y acogedora.

¿Cómo funcionan?

El sistema funcionamiento de los suelos radiantes es bastante básico, y a lo largo de los años no ha variado mucho. El sistema está formado por una red de intrincadas y estrechas tuberías, generalmente de polietileno de alta densidad, por las cuales circula agua caliente que está entre los 35 y 45 grados centígrados. Eso hace que el suelo de la casa llegue hasta los 29 grados centígrados, la temperatura máxima permitida por las regulaciones y leyes.

El objetivo de esto, es que el suelo no esté a una temperatura muy superior a la del cuerpo humano, porque así se evitan efectos negativos para los residentes. Como dolor en las articulaciones o acumulación de calor en las piernas que impide la correcta circulación sanguínea.

Por eso aconsejamos que si finalmente se decide a instalar un suelo radiante, elija un sistema a base de agua caliente y mantenga siempre las temperaturas en la media permitida.

Porque durante un tiempo el sistema de suelos radiantes eléctricos se hizo popular, pero hoy en día no es recomendable, ya que produce fuertes campos electromagnéticos que van directos al cuerpo humano y pueden causar problemas de salud.

Instalación del sistema de calefacción

Se recomienda que este sistema se instale en el momento de la construcción de la casa o edificio, porque si no será necesaria una reforma en todos los pisos de la vivienda para poder colocar el sistema de la manera adecuada.

En la instalación del sistema de calefacción el primer paso a seguir es color una capa de aislante térmico en la parte inferior de la construcción, para evitar que el calor de las tuberías se pierda.

Al completar el primer paso, se realiza la instalación del sistema de tuberías por toda la vivienda o edificio, principalmente en el centro de las habitaciones, que estará interconectado con un panel de control donde podrán regular la temperatura.

Una vez la las tuberías están en su lugar, y se ha comprobado su correcto funcionamiento, sin ninguna fuga ni obstrucción en el paso de agua. El siguiente paso es aplicar una capa de mortero, cemento o anhidrita y arena, esta no debe ser entre 4 y 6 cm para que deje pasar el calor hacia la superficie.

El siguiente paso es la instalación del acabado del suelo, que debe ser un material poco aislante para que permita el paso del calor. Los mejores materiales son la piedra, baldosas de cerámica o hidráulicas… Y si desea otro material consúltelo con un experto.

Normalmente se suele dejar un espacio de unos centímetros entre la pared y el suelo, sin la colocación de tuberías, para que así se puedan colocar los muebles sin que estos sufran ningún daño por el calor.

Otras consideraciones

Los sistemas de suelo radiante no necesitan muchas consideraciones, siempre y cuando su instalación y uso se realicen bajo los parámetros de seguridad establecidos, así se mantendrá una temperatura agradable y no causara molestias ni daños.

¡Llámanos y pídenos tu presupuesto!

Sin ningún compromiso

T: 93 124 15 95 - M: 648 846 254

o